La Ansiedad antes de una Cirugía Plástica

La Ansiedad antes de una Cirugía Plástica
10 abril, 2017

La ansiedad antes de una cirugía estética es un  inconveniente con el que lidian la mayoría de los pacientes. No es sencillo controlarla, pero te damos algunos tips que te pueden ayudar.

Dudas, temores, falta de seguridad, el miedo puede invadirnos y más aun si tenemos delante una cirugía estética, es absolutamente normal que todo tipo de pensamientos se apoderen de nuestra mente y aquello acabe en una ansiedad difícil de controlar y con el corazón galopando libre.

Sin embargo, es posible controlar la ansiedad antes de una cirugía estética siguiendo una serie de pautas que en el fondo son sencillas. La primera de todas es estar absolutamente seguro con la decisión que se ha tomado y motivado por la idea de que con el resultado seremos más felices que con nuestro aspecto actual.

Una vez convencido de eso, el segundo punto es la elección de un cirujano, profesional a carta caval, de probada experiencia y completo conocedor del medio. La relación con el doctor tiene que ser tan estrecha como el paciente necesite que sea,  resolviendo todas la dudas que ronden en su cabeza una y otra vez. Lo que un paciente espera de una cirugía plástica no siempre es viable, y deberá ser el doctor quien le explique por qué sí y por qué no, y asegurarse de que lo entiende, para que la primera vez que se mire al espejo después de la intervención no haya descontentos motivados por el “yo me esperaba otra cosa”.

La parte más difícil de todas es la de lidiar con la ansiedad y nuestros propios miedos.hay que identificar los pensamientos irracionales si lo hay (exageraciones, anticipaciones, catastrofizaciones, generalizaciones…) y sustituirlos por otros pensamientos positivos, casi como si hicieras gimnasia mental. Si conoces técnicas de relajación y meditación pueden serte útil en este momento, igual que algunos ejercicios de respiración. Cuando pese a todo te cueste mucho trabajo, puedes recurrir a un profesional de la psicología, una posibilidad que ofrecemos en La Clínica Arroyo.

En este autocontrol de la ansiedad también será fundamental el apoyo del entorno familiar, algo que no siempre sucede, porque nuestra gente más cercana nos suele querer por cómo somos y no necesitan una cirugía que nos cambie. “La actitud habitual por parte de familiares y amigos es de falta de comprensión y apoyo. Las causas son dos: la primera es que aceptamos plenamente a nuestros seres queridos con sus virtudes y defectos y la segunda, entroncada con la primera, que se tiene miedo de la operación y sobre todo de la anestesia y que les pueda pasar algo malo por culpa de un tratamiento que es elegido libremente por esa persona y no necesario para seguir viviendo”.

Es normal sentir miedo y ansiedad antes de una intervención estética pero si una persona supera sus miedos a una operación de cirugía plástica, podrá liberarse de un viejo complejo y podrá mejorar su calidad de vida.

Si tienes en mente realizarte algún tipo cambio en tu aspecto físico, contáctanos aquí: http://www.clinicasarroyo.com/contacto.php