Unidad de Mamas

Mamoplastía - Aumento de mamas mediante prótesis

La mamoplastia de aumento es una técnica de cirugía de las mamas destinada a mejorar el volumen y la forma del pecho femenino, consiguiendo una mejoría estética que hará que se sienta mejor consigo misma.

La mayoría de mujeres experimentan un desarrollo armónico de sus senos. Sin embargo, en otras el crecimiento se hace lento en relación con las caderas o el resto del cuerpo, los senos no crecen suficientemente y se desarrolla así un busto casi plano.

El deseo natural de tener buen aspecto y agradar hace que aquellas mujeres cuyos pechos no se ajustan a su propio ideal estético se sientan incómodas. La mamoplastia de aumento es una técnica de cirugía de las mamas destinada a mejorar el volumen y la forma del pecho femenino que le ayudará a sentirse mejor consigo misma.

También se aconseja la mamoplastia a pacientes que quieren igualar las dos mamas por tener una más grande que la otra, o que pretenden restaurar el volumen natural de sus senos reducido a causa de un embarazo, a pérdidas de peso o debido a la edad.

Implante o prótesis de Silicom (Silastic), Eurosilicom, Solución Salina en implantest inflable de Silicom o Poliuretano.

Un implante de mama es un envoltorio de silicon relleno con gel de silicona o solución salina fisiológica (Cloruro de Sodio 9/00).

La técnica utilizada permite colocar el implante en la porción superior detrás del músculo pectoral, y en la porción inferior detrás de la glándula mamaria. Esta disposición permite lograr que el resultado final sea un seno de apariencia completamente natural y armónica.

El cirujano no podrá poner prótesis mamarias cuando se de alguna de las siguientes situaciones:

- Cuando la paciente presente enfermedad maligna o premaligna y que no ha recibido tratamiento adecuado.
- Si la paciente está lactando.
- Si la paciente está embarazada.
- Cuando existe una infección activa en el organismo.

El Doctor Iván Arroyo Tovar es médico reconocido a nivel internacional con 45 años de experiencia. Presidente y Fundador de la Sociedad Peruana de Lipoplastía que cuenta con un staff de especialistas calificados trabajando con los más altos estandares de seguridad en cirugía estética y lipoplastía que garantizan excelentes resultados al 100%.

Visitanos para comprobarlo y reserva tu consulta gratuita sólo en la sede principal (Av. Pablo Carriquirry 798 San Isidro Lima) o llámanos al 440-1393 ó al 440-2123


Más sobre el tratamiento

Anestesia y Hospitalización

La realización de la cirugía en la Clínica Arroyo es bajo anestesia local.
Si el paciente lo solicita, el anestesiólogo de la clínica le administrara un ligero sedante.
Luego de la cirugía, el paciente será dirigido a la sala de recuperación en donde permanecerá por el lapso de 30 minutos a 1 hora.

Preoperatorio

Como en todas las intervenciones, es imprescindible realizar un examen médico previo para detectar cualquier posible anomalía que pudiera contraindicar la operación. El aumento mamario mediante la colocación de implantes es una técnica minuciosa, por lo que requiere una correcta evaluación de cada caso particular para adecuar el resultado final a los deseos de la paciente. Entre otros factores, se analiza el volumen, la proyección, la constitución física y la calidad de la piel.

A partir de esta evaluación primaria, se define el tipo de prótesis y el volumen que mejor se adapte a sus expectativas. Normalmente se aconseja utilizar una prótesis cuyas dimensiones correspondan a las medidas de la mama natural y que permita llenarla de manera normal.

Para escoger el tamaño del implante con exactitud y establecer las dimensiones idóneas, se miden la longitud, altura y proyección deseada. También se pueden realizar pruebas de volumen con la paciente, rellenando el sujetador de la talla que se quiere obtener.

Si toma habitualmente algún tipo de medicación, tanto el cirujano como el anestesista le indicarán los pasos a seguir.

Post Operatorio

Tras la cirugía, llevará un vendaje compresivo que se retira al siguiente día -al mismo tiempo que los drenajes-, y se cambia por un sujetador especial que permite mantener la prótesis en el lugar deseado para evitar en lo posible la aparición de hematomas y colecciones líquidas. Los puntos de sutura se retiran a los siete días.

Una vez colocadas las prótesis y transcurrida una semana desde la operación, es aconsejable la aplicación de masajes suaves, los más recomendables son los masajes linfáticos. El cirujano le explicará la forma de hacerlos y su intensidad. También es importante mantener hidratada la piel, aplicar aceite de rosa mosqueta en las cicatrices una vez retirados los puntos y protegerlas del sol hasta un año después de la intervención. En la actualidad, para la comprensión de la cicatriz se utilizan láminas de silicona o poliuretano que deberán llevarse bastante tiempo. Aun así, hay que tener en cuenta que la cicatrización depende de varios factores personales y de cada piel. Para poder valorar su evolución, debemos dejar pasar varios meses. Si transcurrido ese tiempo la cicatriz presenta un aspecto rojizo o pigmentado, entonces podría tratarse con láser o micropigmentación. El cirujano recomendará los cuidados más adecuados para cada caso particular.

Durante el primer mes, es conveniente no dormir boca abajo y utilizar un sujetador sin aros, tipo deporte. Durante las dos o tres primeras semanas es recomendable dormir con él. Su uso hará que se sienta más cómoda y le aliviará algo las molestias provocadas por la hinchazón. Transcurrido este tiempo, podrán utilizarse los de costumbre, incluidos los de aros.

Cuando salga de la clínica, podrá iniciar sus actividades normales con cuidado de no efectuar movimientos forzados con los brazos, arcos de movimiento bruscos y exagerados, y evitando cargar objetos pesados. Podrá viajar al día siguiente de la intervención teniendo en cuenta que durante la primera semana deberá regresar a la consulta para los controles postoperatorios.

Una semana después de la mamoplastia podrá depilarse las axilas. Durante los primeros diez días son más recomendables las duchas rápidas que el baño para evitar al máximo el contacto del agua con las cicatrices. El ejercicio físico y levantamiento de peso puede reiniciarse de manera progresiva al mes de la cirugía.

Por lo que respecta a la vida laboral, su reincorporación dependerá del tipo de trabajo que realice. Si el trabajo es de despacho o similar, podrá incorporarse al segundo día después de la intervención. Para trabajos que exigen movimientos o esfuerzos que afectan al pecho, como por ejemplo masajista, peluquera, etc., es conveniente esperar que pasen de 7 a 10 días.

Preguntas Frecuentes

¿Se puede distinguir que mujer tiene implante de mama?
A simple vista no es posible distinguir que mujer es portadora de un implante de mama, si el implante es colocado debajo del plano muscular y si la intervención se practica a través de una incisión sub areolar.

¿Cuáles son las recomendaciones pre-operatorias?
Debe encontrarse en ayunas 6 horas antes de la intervención.
Acudir con vestimenta y calzado que brinden comodidad.
Comunicar al médico el uso de fármacos (aspirinas, antiflamatorios, etc).
Si está en periodo menstrual deberá consultar con su cirujano.
Informar al médico de enfermedades crónicas y/o hereditarias.

¿Puedo dar de lactar teniendo Implantes de Mama?
Si, con toda normalidad, especialmente si los implantes de mama son colocados en plano sub muscular.

En el caso de que los pechos quedasen asimétricos, ¿habría solución?
Por lo general, la mayoría de las mujeres no operadas padecen una ligera asimetría. Si tras la mamoplastia esta asimetría se hiciera muy evidente, se realizaría una intervención de retoque para corregirla.

¿Cuánto tiempo duran las prótesis?
No se puede afirmar con seguridad, y puede ser muy variable, incluso podrían llegar a durar toda la vida en algún caso: Las prótesis que se están utilizando actualmente son de muy alta calidad y mucho más resistentes que los modelos de que disponíamos hace años. A pesar de que estas características podrían llevar al optimismo en cuanto a su duración, debemos señalar que en ellas existe un pequeño riesgo de rotura precoz (dentro de los 10 primeros años) y que la posibilidad de rotura irá aumentando, lógicamente con el paso del tiempo. Dado que la duración de un implante no es la misma en mujeres distintas es importante reconocer que, aunque no sea muy probable, existe riesgo de rotura, y que el problema real es que no sabemos ni a quién ni cuándo le va a pasar. Afortunadamente disponemos de medios de imagen (la ecografía y la resonancia magnética mamarias) que logran diagnosticar la rotura del implante en fases muy precoces, lo que permite solucionarla únicamente cambiando el implante. El equipo médico de Clínica Planas recomienda usar periódicamente de estos medios para evaluar la integridad de las prótesis. (ecografía al menos cada dos años los diez primeros años de vida del implante, realizar la primera resonancia alrededor del décimo año de vida de la prótesis y a partir de entonces hacer las ecografías anualmente y repetir las resonancias cada 5-10 años).

¿Puede un golpe fuerte dañar las prótesis?
Únicamente en el caso de un accidente muy grave en el que se rompiese parte de la cápsula. Al hallarse ésta adherida a la prótesis, podría producirse una hernia de su contenido. Es una hipótesis muy poco probable.

¿El peso de la prótesis puede provocar la caída del pecho?
No, siempre y cuando el tamaño del implante sea el adecuado para la paciente. No obstante, hay mujeres que solicitan prótesis exageradas, algunas hechas excepcionalmente a medida, que sí que podrían provocar la caída del pecho. En cualquier caso, es conveniente que tenga muy en cuenta las recomendaciones de su cirujano.

A pesar de las cicatrices, ¿es posible tomar el sol en bikini o sin la parte superior? Se podrán utilizar bikinis pequeños, ya que las cicatrices quedarán totalmente ocultas. A partir de la tercera semana es posible tomar el sol sin sujetador, protegiendo la cicatriz de los rayos. Finalmente, transcurrido un año se podrá tomar el sol directamente sobre la línea de la cicatriz.

¿Las mamografías continúan siendo fiables tras someterse a este tipo de intervención? Sí. Las mamografías son igualmente fiables y no es necesario aumentar su frecuencia.

¿Una prótesis mamaria puede originar cáncer?
No, en absoluto. Está demostrado que no hay ningún tipo de relación entre cáncer y las prótesis de mama.



Separa tu cita

Dr. Iván Arroyo Tovar, creador del Protocolo Arroyo de Seguridad en Liposucción. 38 años sin complicaciones significativas.
Copyrights ©2018: Clínica Arroyo - Derechos Reservados